Maduro resiste para vencer

El líder revolucionario Nicolás Maduro legitimado presidente por el comandante Chávez y por el pueblo venezolano en dos elecciones democráticas (2013 y 2018), ha sobrevivido al magnicidio y a todos los misiles de la guerra de Cuarta Generación del imperialismo yanqui durante los gobiernos de Obama y Trump: los decretos injerencistas que materializan la declaración de guerra contra Venezuela; el bloqueo económico, financiero y comercial; las sanciones ilegales a empresas y dirigentes de la revolución y del Estado; el terrorismo de las guarimbas; el magnicidio contra las personas del poder constituyente, judicial y de la defensoría, y del alto mando militar; la campaña internacional de mentiras de las corporaciones mediáticas; el sabotaje de PDVSA y de la red de electricidad del país; y la negación de tecnologías, piezas, repuestos, materias primas e insumos para la industria y agricultura.

Las fatales consecuencias de la guerra económica del imperialismo han tenido como principal objetivo: el pueblo venezolano; para ello, ha priorizado el ataque a la moneda del bolívar por el marcador ilegal dólar today, el cual ha generado la hiperinflación más larga de la historia de la república, que a su vez, se agrava por la disminución de las importaciones de alimentos y medicinas con el fin de bajar la moral y romper la unidad cívica militar para impedir la convivencia nacional.

La derecha ha sacado provecho del malestar colectivo de la guerra económica cuando se responsabiliza de todo al presidente Maduro y al socialismo bolivariano. De ahí que, a propósito de los 60 años de la victoriosa revolución cubana, se hace imperioso tener claro la orientación del invicto comandante Fidel: resistir, resistir y resistir por parte de los revolucionarios frente a las adversidades por muy duras que sean; porque el pueblo heroico en batalla comprende que cuando se resiste para vencer es por la existencia de razones para ser independientes y soberanos, sin importar lo cruel y la desventajosa lucha contra los imperialistas y apátridas.

El compañero presidente Maduro, propone las 3 líneas estratégicas: paz, recuperación económica y honestidad en el Congreso Bolivariano de los Pueblos, la ruta de la resistencia para vencer a partir del segundo mandato constitucional (2019-2025). Consiste que el orden de los factores no altera el producto para el presidente Maduro, son 3 líneas revolucionarias que el partido, el polo patriótico, el gobierno, el Estado, el poder popular y la fuerza armada nacional bolivariana deben gravitar sin pérdida de tiempo en torno a ellas con la unión cívica militar.

La traición y la corrupción son eslabones que ha priorizado Maduro para derrotar a la derecha; ya que estos males permiten desde adentro el ataque a la soberanía de la patria, a la vida de los compatriotas y al funcionamiento de las instituciones e industrias públicas mediante el soborno de los servidores y funcionarios (incluidos los falsos revolucionarios) de Estado que venden información estratégica. Alerta sobre el apoyo a los terroristas y a los dirigentes de la derecha que se alinean a la CIA, Departamento del Tesoro, Unión Europea, dólar today, OEA, Grupo de Lima, Colombia (OTAN, paramilitares y narcotraficantes); para atentar contra Venezuela.

Destacamos que las primeras pruebas a superar del presidente con la ayuda del PSUV, del pueblo y de la FANB, son: la hiperinflación, la baja producción de petróleo, la distorsión de la comercialización asociada a la corrupción, el fortalecimiento del petro, la conformación del sistema económico comunal y el control de las divisas por parte del Estado para garantizar la importación de alimentos y medicinas; lo cual exige de la unidad nacional y de un control y seguimiento de la planificación económica por medio de un sistema contable digital nacional para erradicar la corrupción, la ineficiencia, la burocracia y la desidia del aparato productivo nacional, para lograr la revolución económica.

Su fuerza está en la continuidad de la política exterior de la pluralidad y la multipolaridad diseñada por Chávez; sus aportes son notorios en la configuración de la nueva geopolítica del mundo a través de los intercambios y acuerdos para la defensa y los negocios soberanos con Rusia, China, Irán, Vietnam, Turquía, ALBA, Petrocaribe, OPEP y los No alineados. Al igual que la convocatoria al diálogo con los adversarios, sin que sean considerados como una debilidad. En el presente y futuro no se aprecia el fracaso ni el retroceso ideológico; mas bien exige que el rumbo histórico de la liberación de la patria es el proyecto del socialismo bolivariano.

Anuncios

Publicado el 15 enero, 2019 en Inicio, Política, Venezuela y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: