El MAS no solo quiere retener la presidencia sino lograr mayoría absoluta en la Asamblea

evo_linera_bolivia.jpg

El gobernante Movimiento al Socialismo (MAS) encara con optimismo las elecciones generales del 20 de octubre con un impulso de casi 40% de la intención de voto, mientras sectores de la oposición llaman a paros en su intento de desestabilizar el país de cara a los comicios e impedir la reelección del presidente indígena Evo Morales.

En caso de mantener la diferencia de más de 10 puntos porcentuales y de superar el 40%, Morales garantizaría su reelección en octubre, sin necesidad de ir a una segunda vuelta. Pero el vicepresidente Álvaro García Linera dijo que el MAS apunta a ganar con más del 60% de los votos para obtener dos tercios en la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) y garantiza la gobernabilidad y la gestión del Ejecutivo.

«Quisiéramos repetir o mejorar nuestra performance del 62, 64 por ciento, es nuestro deseo y nos esforzamos con humidad y sencillez para buscar ese porcentaje del electorado», dijo en una entrevista televisiva, donde recordó que el MAS ganó en 2006 con 54% de los votos a su favor y que, junto al presidente Evo Morales, fueron reelectos en 2009 y 2014 con más del 60%.

El paro cívico nacional indefinido desde el 10 de octubre y otro en todo el país el 21 de agosto, convocado por grupos opositores es otro intento por bloquear el ejercicio democrático de los bolivianos en las elecciones generales del 20 de octubre próximo, afirmó el vicepresidente Álvaro García Linera.

La oposición, en clara desventaja en las encuestas, plantea que la candidatura de Morales es inconstitucional a pesar de que el Tribunal Constitucional reconoció en 2017 el derecho del líder indígena a participar en las elecciones en virtud del artículo 23 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

“Son 13 años de Gobierno, seguramente con algunas dificultades a lo largo de estos años, una campaña también muy intensa de desprestigio, pero no deja de ser una cifra bastante elevada. Después de 13 años de Gobierno, bordear el 40 por ciento de apoyo iniciando la campaña”, agregó García Linera.

El MAS, que busca la reelección del presidente Evo Morales junto con García Linera, sacó una ventaja de 11 puntos al ubicado segundo, el expresidente Carlos de Mesa (Comunidad Ciudadana), que, por su parte, ha registrado una tendencia a la baja, según las encuestas.

En ese marco, García Linera consideró que las cifras de las primeras encuestas exigen el esfuerzo del MAS para obtener el apoyo de los indecisos (22%), con los que se podría sobrepasar al menos el 44%.

Las más recientes encuestas bañaron con otro balde de agua fría al principal candidato opositor Carlos de Mesa. Una nueva encuesta privada muestra que Evo Morales sube y lidera la intención de voto en el eje urbano nacional, mientras que se acorta la distancia entre el candidato de Comunidad Ciudadana (CC) y el postulante Óscar Ortiz, de la Alianza Bolivia Dice No, que va tercero.

El estudio, realizado por la empresa Captura Consulting para la revista Poder y Placer, en las ciudades de Santa Cruz, La Paz, El Alto y Cochabamba en la segunda quincena de julio, muestra que Evo Morales tiene un 38,4% de intención favorable de voto, sensiblemente mayor al obtenido en abril (30,2%), mientras que de Mesa cuenta con 23,6% de intención favorable de voto, 3% menos que en el trimestre anterior.

En el caso del tercero en discordia, Óscar Ortiz, se registra un lento pero sostenido crecimiento, alcanzando 11,9% en la intención de voto, tres puntos más que el estudio efectuado en abril (8,2%), y acorta la distancia con Carlos de Mesa. Ricardo Calla, quien fue ministro de Mesa, admitió que su partido sufre un “revés inocultable” y que es imprescindible “replantear nuestros caminos y estrategias”.

No solo los sondeos golpean al candidato de Comunidad Ciudadana, quien no logra sobreponerse a las denuncias efectuadas por Mauricio Balcázar, yerno del expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada, quien denunció a Carlos de Mesa por extorsionar en 800 mil dólares al Movimiento Nacionalista Revolucionario para aceptar la candidatura a vicepresidente en 2002.

Además, dos de sus aliados políticos también son investigados por actos de corrupción: Adrián Oliva, gobernador de Tarija, que se encuentra arraigado por una indagación por el delito de conducta antieconómica, por la compra fraudulenta de cemento asfáltico, mientras que el alcalde Luis Revilla enfrenta procesos judiciales por el caso Tersa, WTC, entre otros.

El sondeo muestra un dato llamativo y es la supremacía de Evo Morales en la intención de voto de Santa Cruz, bastión de la derecha, con un 28,7% de simpatías, encima de Óscar Ortiz (22,3%) y De Mesa, con 19,0%.

Anuncios

Publicado el 15 agosto, 2019 en Inicio, Política, Variado y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: