Brasil. Corte actúo como pelotón de fusilamiento contra Lula, denuncia PT

Resultado de imagen para lula da silva

El Tribunal Regional Federal de la IV Región (TRF-4) actuó como un pelotón de fusilamiento contra el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, denunció el Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil.
Por unanimidad, el TRF-4 negó la víspera el pedido de anular la sentencia en primera instancia al exgobernante por Atibaia.

El relator de la operación Lava Jato en el TRF-4, João Pedro Gebran Neto, votó a favor de aumentar la condena a 17 años y los jueces Leandro Paulsen y Eduardo Thompson Flores Luz concordaron plenamente con la votación.

Para los tres magistrados, Lula se benefició de las obras por unos 235 mil dólares que las constructoras Odebrecht y OAS hicieron en una finca en Atibaia, en Sao Paulo, a cambio de favorecer a las empresas en contratos con la estatal Petrobras.

Al respecto, el PT alega que además de ignorar la nulidad del caso sobre el sitio de Atibaia y una vez más acordar por adelantado aumentar la injusta sentencia, el panel de jueces ‘desobedeció abiertamente al Supremo Tribunal Federal (STF), en un verdadero motín contra la jerarquía del Poder Judicial y contra el orden constitucional democrático del país’.

Esa audiencia, remarca la organización política, ‘hizo algo peor que desobedecer la decisión del STF sobre el orden de las alegaciones finales, que garantiza al acusado el derecho a hablar en último lugar, bajo pena de nulidad del proceso’.

Neto simplemente juzgó y condenó al STF, alegando que el Supremo había creado indebidamente una nueva norma legal. También se atrevió a dictaminar la decisión de la corte superior, decidiendo que solo será válida para el futuro, en una clara invasión de jurisdicción, explica el PT.

Reitera que el juicio confirma el total descrédito en que fue lanzado el sistema judicial brasileño por la operación Lava Jato y sus principales operadores: Sérgio Moro y los abogados de Curitiba, los miembros del TRF-4 y el Ministerio Público de la IV Región.

Para juzgar a Lula, solo 19 días después de que fuera liberado, se realizaron más de mil 941 apelaciones similares que se presentaron. Sin protección de los hechos, de la ley, recurrieron a la manipulación de los argumentos políticos, sin disfrazarse, en lugar de enfrentarse al debate jurídico, precisa la nota partidista.

El objetivo siempre ha estado claro desde el inicio de esta farsa judicial: impedir que el expresidente ejerza su libertad y su derecho a participar en el proceso político brasileño. ‘Es enviar a Lula de vuelta a la cárcel, sin crimen, sin culpa, sin pruebas. Es imponer por la fuerza la supremacía de Lava Jato sobre el ordenamiento jurídico, sobre las instituciones de la República. Es someter al país a la voluntad de un grupo político-ideológico que desprecia el estado de derecho democrático’, subraya el PT

Publicado el 2 diciembre, 2019 en Inicio, Política y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: