Archivo del sitio

¿Rumbo a un estado policíaco?

Resultado de imagen para Sergio Moro

Las revelaciones de The Intercept, que demuestran las actividades ilegales de Sergio Moro, no se ven afectadas con el arresto de los hackers que supuestamente entregaron el material al sitio. Pero Moro quiere ser al mismo tiempo ministro de Justicia, jefe de la operación, acusador, investigador y… víctima. 

Cuando el sitio informativo The Intercept Brasil comenzó a publicar reportajes con revelaciones explosivas sobre la actuación de los principales protagonistas de la operación Lava Jato, el ex juez Sergio Moro se ubicó en una posición difícilmente justificable. Por una parte, en ningún momento refutó cabalmente los diálogos en los que él participaba, alegando simplemente que no podía comprobar su autenticidad por no tener acceso a los archivos originales, no pudo determinar si había habido o no manipulación o edición en los chats de la aplicación Telegram. Pero, por otra parte, afirmaba que si eran verídicas, nada de lo que se le atribuía era ilegal o censurable. 

De esta manera, intentaba cubrir su retaguardia por todos los medios posibles: por un lado, no reconocía la autenticidad de los diálogos, pero no afirmaba que fueran inexactos; ya que más tarde podría verse confrontado a su autenticidad irrefutable. Por otra parte, adelantaba su defensa en caso de que los diálogos fueran catalogados como verdaderos. Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: